Publicado el 27 de sep, 2020

La Generación Dorada: El recambio de jóvenes talentos en los deportes acuáticos.

De hace mucho tiempo nuestro país no contaba con futuro tan prometedor en las disciplinas acuáticas. Y eso gracias a un grupo de trabajo que entrena en silencio de hace 4 años preparando los Juegos Panamericanos Santiago 2023.

El segundo lugar general en el sudamericano del 2019 fue solo el inicio de una generación que promete muchísimo y se plantea pelear por las mejores posiciones en los Juegos Panamericanos de Santiago 2023.

El recambio que está viviendo la natación artística chilena es un ejemplo claro del trabajo que se está haciendo. Las cinco medallas sudamericanas, tres medallas panamericanas y la final mundial de Eslovaquia son una simple muestra del grupo de jóvenes que ahora conforman la selección nacional.

Liderazgo positivo

Un buen grupo siempre tiene grandes líderes y con esto cuenta este combinado nacional, Los juveniles ven a Isidora Letelier como la gran figura a seguir y es que con tan solo 20 años ya es campeona panamericana y medallista en Juegos Odesur y Bolivarianos, sin embargo no todo el ejemplo se predica en el agua, ya que Letelier es estudiante de enfermería de la Pontificia Universidad Católica y recibió una medalla honorífica del Comité Olímpico por sus labores en la primera línea en medio de la pandemia del COVID 19 al trabajar en un hospital como colaboradora demostrándole a sus compañeras de equipo que puedes mantener los estudios y el deporte a gran nivel.

Apoyo completo

Todo los resultados de nuestros atletas tienen un trabajo invisible que no se ve a simple vista pero en cada medalla hay un grupo de profesionales que brindan apoyo en todo momento a disposición de los nadadores. En el caso particular de la natación artística cuentan con tres entrenadoras internacionales de gran nivel y el apoyo de profesionales de la salud como Psicólogo, Nutricionista y kinesiólogo que están al borde la piscina apoyando al equipo en todo momento.

 

Inversión a largo plazo

Desde que FECHIDA asumió el control total de la disciplina (2015) se evidenció el cambio en la forma de gerenciar la natación artística en Chile, Otorgándole un presupuesto anual de 27 millones de pesos y aumentando desde la fecha gracias a los logros en competencias internacionales. Actualmente la selección tiene asignado un presupuesto de 31 millones de pesos por el PDE y 71 millones de pesos por el plan olímpico sumando un total de 102.592.000 CLP que se invierten en la preparación de los atletas, el equipo técnico que cuenta con tres entrenadoras extranjeras de gran nivel internacional y los profesionales que acompañan a nuestros jóvenes día a día.

Recambio emergente

Como hemos expresado por diversos medios la FECHIDA le desea el mejor de los éxitos a Natalie Lubasher, una de las mayores referentes de la disciplina de la natación artística quien ha dejado en alto nuestra federación y el deporte chileno, también destacamos a Catalina Fleckenstein y Beatriz Osorio quienes anunciaron su retiro formal de la selección nacional en diciembre de 2019 y julio de 2020 respectivamente.  Sin dudas junto a Lubasher formaron parte del mejor equipo chileno de natación artística en la historia del deporte pero por motivos personales y profesionales dejaron la selección para darle paso a los nuevos talentos que vienen creciendo en la disciplina.

Por otro lado lamentamos la tergiversación de información con respecto a las declaraciones sobre su retiro a lo que queremos aclarar que:

•Las becas Proddar forman parte de la oficina de apoyo integral del IND y por lo tanto no tiene que ver con nuestra federación. El instituto nacional de deportes junto a sus profesionales elaboran los parámetros para postular a los deportistas y por ende la FECHIDA no tiene injerencia en la selección de ellas.

Finalmente, queremos agradecer a todos los medios por la difusión de la información e invitarlos a aclarar cualquier duda enviando un email a prensa@fechida.org que con mucho gusto Marcos Jara Montecino presidente de la Federación responderá personalmente